Cuando tenemos un tanque de combustible o depósito de gasoil, es muy común que aparezcan en él sedimentos o lodos y más con la última normativa de la Unión Europea que ha obligado a reducir el uso de azufre en los combustibles.

Sabemos que el gasoil suele contener impurezas y es de carácter corrosivo, por lo que resulta necesario limpiar los depósitos o tanques de combustible. Además, obtenemos beneficios como reducir los problemas y costes de mantenimiento, alargamos de forma considerable la vida útil del depósito, mejoramos el rendimiento del combustible.

No todos los depósitos se deben limpiar de la misma forma, ya que va a depender del tipo de material con el que esté fabricado. En Limpiezas y Desatascos Palmero podemos dividir estos tanques en dos grandes grupos:

Limpieza de depósitos de plástico: Su principal ventaja es que no se oxidan con el paso del tiempo, pero debemos de tener especial cuidado con el almacenamiento de residuos que se pueden formar en el fondo

Limpieza de depósitos metálicos: Estos tipos de depósitos necesitan un mantenimiento más exhaustivo, pues son propensos a formar lodos e impurezas con mayor probabilidad que aquellos de plástico. Además, requieren de un pulido de su interior cada cierto tiempo.

En Palmero somos especialistas en la limpieza de depósitos de gasoil adaptándonos a todo tipo de circunstancias. Trabajamos con el aspirado del gasóleo y su filtrado libre de impurezas, con la extracción del combustible a un depósito provisional y con el acceso al interior de tanques de grandes capacidades con previa desgasificación. Todo ello ha convertido a Limpiezas y Desatascos Palmero en la mejor opción a la hora de solucionar este tipo de problemas, pudiendo confiar en nuestra profesionalidad y dedicación.